El Club Balonmano Pinto es una Entidad sin ánimo de lucro constituida hace 26 años, que desarrolla su actividad en el Pabellón Municipal Sandra Aguilar de Pinto, calle Asturias s/n.

Tras un periodo de letargo, se retoma la actividad en el año 2.007, año en el que dos grupos de jugadores dirigidos por el actual Presidente del Club y entrenador, entre otros, del equipo sénior, Don Luis García Rey, decidieron trasladarse a Pinto y fundar un club de balonmano, deporte que en este momento carecía de representación en la ciudad madrileña.

El grupo de jugadores sénior perdió la categoría en Primera Territorial por lo que tuvo que enfrentarse a la ardua tarea de empezar su andadura desde la última categoría del balonmano madrileño, Segunda Territorial (en la actualidad, la Comunidad de Madrid consta de las siguientes categorías de menor a mayor entidad: Tercera Territorial, Segunda Territorial, Primera Territorial, Segunda Nacional). Por su parte, el grupo de jugadores de más corta edad comenzó su periplo deportivo en Pinto en la segunda división juvenil de Madrid.

La temporada 2007/2008 concluyó con un cuarto puesto por parte del equipo sénior, mientras que  los “pequeños” conquistaron el campeonato de la segunda división juvenil.

Al año siguiente, el equipo sénior logra el ascenso a la Primera División Territorial, mientras que el equipo juvenil logra el tercer puesto en la primera división de su categoría, ganando el derecho a jugar el sector del Campeonato de España juvenil en Córdoba, demostrando la excelente progresión de sus jugadores.

En la temporada 2009-10, se produce la esperada fusión de ambos grupos de jugadores en la categoría sénior, fusión que se traduce en un impulso de calidad refrendado con la consecución del título de liga de la Primera Territorial madrileña, logrando de esta forma el ascenso a Segunda Nacional, máxima categoría a nivel autonómico.

La temporada 2010-11, comienza con la creación de un nuevo equipo sénior debido a que había demasiados jugadores para una sola plantilla, por lo que el Club Balonmano Pinto dispondrá en estos momentos de dos equipos: uno en Segunda Nacional y otro en Segunda Territorial. La temporada finaliza con un meritorio noveno puesto por parte del equipo de Segunda Nacional, mientras que el equipo de Segunda Territorial queda campeón de liga, logrando a su vez el ascenso a Primera Territorial.

Cartel-Torneo-Balonmano-DipEn la temporada 2011-12 se sigue viendo la progresión del primer equipo, consiguiendo el quinto puesto en Segunda Nacional, logro que se volverá a repetir en la siguiente temporada, algo que cobra mayor relevancia si se tiene en cuenta que la categoría de Segunda Nacional de Madrid es una de las más potentes de España. Por su parte, el otro equipo sénior, recién ascendido a Primera Territorial, logra ser campeón de liga, demostrando que dispone de jugadores con suficiente calidad para formar parte del primer equipo.

 El Club Balonmano Pinto fue invitado para disputar el potente Torneo de Balonmano Diputación de Cáceres, celebrado los días 27 y 28 de abril de 2.013 en la localidad cacereña de Trujillo. Los otros tres equipos que disputaron dicho torneo fueron el Balonmano Plasencia Sanesco y el Balonmano Mérida Ciudad Romana, campeón y subcampeón respectivamente de la Segunda División Nacional de Extremadura y el Club Balonmano Montequinto, subcampeón de la Segunda División Nacional de Andalucía.

En dicho torneo, nuestros chicos demostraron su categoría al derrotar en semifinales al Club Balonmano Montequinto, proclamándose campeones al derrotar en la final al Balonmano Plasencia Sanesco, consiguiendo además Diego Pérez (jugador dorsal número 15) llevarse el trofeo al mejor jugador del torneo.

 img_5824  Diego Perez

Con el trofeo de campeones y el de mejor jugador del torneo (Diego Pérez)

La temporada 2.013-14 es la temporada en la que se produce el salto final de calidad. El equipo de Segunda Nacional alcanza el subcampeonato liguero, lo que se traduce en la posibilidad de jugar la fase de ascenso a la Primera División Nacional.

flyer_525_plasencia
El equipo vuelve a ser invitado para defender título en el Torneo Diputación de Cáceres 2.014, celebrado esta vez en Plasencia, lo que serviría como preparación para la fase de ascenso que posteriormente se celebraría en Manzanares, Ciudad Real. Esta vez, junto con el Club Balonmano Pinto, formarían cartel el Balonmano Villafranca y Balonmano Plasencia, campeón y subcampeón respectivamente de la Segunda División Nacional extremeña, a los que se sumaba el potente equipo vallisoletano Club de Balonmano Arroyo Geróvida, perteneciente    a   la   Primera División Nacional y favorito para conquistar el torneo.

Y una vez más, nuestro equipo demuestra su calidad deshaciéndose sin demasiados apuros en semifinales del Club de Balonmano Arroyo Geróvida, derrotando nuevamente al Balonmano Plasencia en la final por un tanteo de 25-32, revalidando de esta manera el título logrado la temporada anterior, siendo Luis Óscar Arroyo nombrado mejor jugador del torneo.El equipo vuelve a ser invitado para defender título en el Torneo Diputación de Cáceres 2.014, celebrado esta vez en Plasencia, lo que serviría como preparación para la fase de ascenso que posteriormente se celebraría en Manzanares, Ciudad Real. Esta vez, junto con el Club Balonmano Pinto, formarían cartel el Balonmano Villafranca y Balonmano Plasencia, campeón y subcampeón respectivamente de la Segunda División Nacional extremeña, a los que se sumaba el potente equipo vallisoletano Club de Balonmano Arroyo Geróvida, perteneciente    a   la   Primera División Nacional y favorito para conquistar el torneo. plasencia_peque

Y ahora sí, el fin de semana del 16 al 18 de mayo de 2.014 los integrantes de la plantilla cumplen un sueño: jugar una fase de ascenso a la Primera División Nacional. Celebrado en Manzanares, Ciudad Real, el Club Balonmano Pinto se vio emparejado con el Balonmano Ciudad de Málaga, campeones de la Segunda División Nacional andaluza; Balonmano Villafranca, campeón de la Segunda División Nacional extremeña; y el anfitrión, Balonmano Manzanares, subcampeón de la Segunda División Nacional manchega. Finalmente, una mezcla de nervios e inexperiencia impidió que nuestros jugadores dieran su mejor versión, quedando terceros, no consiguiendo así ninguna de las dos primeras posiciones que daban el derecho a jugar la temporada siguiente en Primera División Nacional.

Dejando atrás el disgusto y mal trago de ese fin de semana, el Club afronta una nueva temporada, la 2014-15, logrando nuevamente el derecho a disputar otra fase de ascenso a Primera División Nacional. Esta vez, el sorteo empareja a nuestros chicos con el Club Balonmano Cartagena, campeones de la Segunda División Nacional de Murcia; con el Club Fenicia Balonmano de Adra, campeones de la Segunda División Nacional de Andalucía; y con los anfitriones, el Club Balonmano Almoradí, subcampeones de la Segunda División Nacional de la Comunidad Valenciana. Dicha fase de ascenso se disputó los días 15, 16 y 17 de mayo de 2.015 en Almoradí, Alicante. Nueva ilusión para el club pero con un objetivo distinto: disfrutar. Disfrutar como no lo hicieron el año anterior: sin tensión y viviendo un fin de semana rodeado de amigos (compañeros de equipo, staff técnico, aficionados del equipo). Debutaron con derrota ante los anfitriones por un tanteo de 22-21 tras un más que polémico arbitraje, pero supieron reponerse logrando derrotar a los otros dos equipos consiguiendo ahora sí EL DERECHO A JUGAR EN PRIMERA DIVISIÓN NACIONAL.

image007

Nuestros chicos con el trofeo de subcampeones y por ende nuevo equipo de Primera Nacional

 image008

Fase de ascenso a Primera División Nacional en Almoradí, Alicante

De esta manera, el Club Balonmano Pinto se convirtió en uno de los equipos más representativos de Balonmano de Madrid, existiendo únicamente otro equipo madrileño en una categoría superior y otros tres clubes madrileños en la Primera División Nacional. A su vez, también se convierte, junto con el Club Voleibol Pinto, en el club deportivo pinteño en mayor categoría absoluta y por ello más representativo a nivel nacional, luciendo el nombre de Pinto por toda España.

Durante su primera temporada en la categoría de bronce del balonmano español, el club completa una primera vuelta excepcional cediendo tan sólo 4 derrotas y un empate, contando por victorias los otros 9 encuentros restantes. En esta primera vuelta se logran triunfos tan importantes como el conseguido en Torrelavega (ante un equipo semi profesional y que después se alzaría con el título de campeón del grupo y el ascenso a División de Honor B), la lograda en Pinto frente al filial del Ademar de León o la lograda en Avilés u Oviedo. En esta primera vuelta el equipo logra estar instalado en la segunda o tercera posición de la tabla durante varias jornadas.

La segunda vuelta se hace larga para el equipo debido sobre todo a la acumulación de lesiones de gravedad (hasta 4 jugadores del equipo no pueden acabar la temporda), lo que hace que el equipo baje sus prestaciones, aunque le basta para lograr una muy meritoria 9ª plaza en la clasificación final (asegurando su permanencia en la categoría por el mes de febrero, objetivo del club para esta primera temporada)